FANDOM


Hallway-mirror

El Espejo, la serie que te llevara al pasado

SinopsisEditar

William Hilliam es un brujo de veinte años. Su vida ha sido dura. Jamás conoció a su padre. Su madre murio en manos de un malefico brujo llamado Eker...

Aun despues de todo este caos, William aun tiene un motivo para seguir con vida: el viejo espejo mágico de su madre.

Cuando el era aun muy pequeño, su madre le dijo a William que aquel espejo mágico, algun día, le mostraría algo muy importante sobre su pasado y el de sus ancestros. William aun espera que llegue ese día.                                       

Capítulo 1Editar

F200812031459511797618919

Yo, William Hilliam

El Espejo HablaEditar

Soy William Hilliam, decimo tercer descendiente del clan Pigg. Hoy cumplo veinte años humanos (unos doscientos años segun los brujos Pigg). No es que vaya a suceder gran cosa. Si se quiere ver un espectaculo de brujos se debe estar presente el dia de la tercera luna llena del año, ese día en el que nuestros poderes son más fuertes. ¡Eso si que es un espectaculo!

Hoy solo encendere algunas velas mentalmente y las apagare controlando el viento.

Antes, cuándo mi madre estaba viva, habríamos hecho alguna fiesta. Pero ella ya no esta y yo no quiero festejar nada. El solo hecho de pensar en ella me hace recordar lo sucedido hace cinco años. Recuerdo a Eker, un malvado brujo, sujetandola del cuello. Recuerdo haber visto su cuello siendo atravesado por una daga de plata. Y recuerdo un gran dolor.
Jonathan rhys meyers portrait a p

Eker, el asesino de mi madre

Recuerdo haber despertado en la cama de un hospital humano siendo cuidado por una enfermera tipo "D" (Nombre que se les da a los brujos sin poderes). Recuerdo a mi padrino, Tith, diciendome que ella habia muerto. Y recuerdo haber llorado. Y recuerdo haber querido morir.

Pero no lo hice. Y la razón fue muy buena.

Puede parecer absurdo, pero sigo vivo gracias a un espejo.

¡Vaya, eso ha sonado mejor en mi cabeza!

El punto es que mi madre siempre tuvo guardado un espejo mágico es su habitación. Yo tenía cinco años cuándo me dijo:

- Will, aqui dentro hay miles de años encerrados. Miles de respuestas para tus millones de preguntas. Cuándo seas grande, podrás utilizarlo... Y descubriras cosas. No solo sobre ti, también sobre tus ancestros.

Desde ese instante he estado esperando.

Ahora el espejo esta justo en el living de mi casa. Y no, no vivo en una cabaña ni bajo el suelo ni en una mansion embrujada. Vivo en una casa para humanos. Para no brujos. No es que quiera negar mis origenes, es solo que... vivir en medio de los humanos me resulta más facil que vivir con los brujos.

No suelo hacer nada interesante durante el día. Trabajo como mecero en el bar de Brock, que esta a unas cuantas calles de aqui. Eso no es precisamente lo que yo califico interesante.

Por la noche tampoco hago nada interesante. Solo tengo un amigo, Percy, y es un no brujo, así que no salimos mucho. Hacer cosas de humanos no me interesa, y mostrarle que soy un brujo para ganarme su desprecio eterno tampoco.

Antes de salir a trabajar, me miro en el espejo, esperando que hoy me muestre algo más que mi reflejo, pero no lo hace.

Camino hacía la salida, decepcionado.

Entonces, escucho que alguien me llama.

- Ven -Me dice.

Corro hacía el espejo y casi me doy contra el. Es como si el me hubiese hablado.

Y frente a mi no veo a mi reflejo, sino una jungla. 

- Entra -Escucho decir al espejo.

Y entro. y no tengo miedo. Esto es lo que he estado esperando.